Poema a la madre nicaragüense

5Shares

Un poema para mamá

mejores poemas para las madres
En éste artículo hemos hecho una recopilación de los que consideramos son los mejores textos hermosos dedicados a mamá.

En el día de la madre es oportuno demostrar el amor pequeños regalos cada día, y qué mejor que hacerlo con poemas a las madres nicaragüenses.

Esto no quiere decir que tengas que gastar dinero, sino entregarle detalles que le lleguen al alma. 

En esto te puede ayudar la literatura, o mejor dicho la poesía o algunas tarjetas virtuales que hará sentir a tu madrecita muy especial.

Hablamos de un poema a una mujer especialAquí podrás encontrar desde algún poema de Rubén Darío alusivo al día de las madres nicaragüenses, hasta poetas de igual calibre que se han enamorado de sus progenitoras.

Incluso si nos lees de países como México,  Guatemala, El Salvador o Chile donde se celebra el 10 de mayo, y se te pasó, puedes dedicar un poema a una mujer especial usando uno de los textos a continuación:

     A MI MADRE — Rafael Otero

poema a una mujer especial

Cuba

¿Quién es Dios? Le preguntaba

A mi madre cuando niño,

y con maternal cariño

Ella siempre respondió:

-¿Para qué quieres saberlo?

-¡Para amarlo, madre mía!

Ella siempre me decía

Hijo mío, ¡Dios es Dios!

 

Y era, al decirme esa frase

Su mirar tan candoroso

y su acento tan ,piadoso

Tan veraz su convicción,

Que quedaba satisfecho;

Quedaba tan convencido

Que aún en sus brazos dormido

Balbuceaba… ¡Dios es Dios!…

 

Luego enfermé gravemente

Pero mi madre querida

Me dio con sus besos vida,

Con sus cuidados salud

y una noche, entre sus brazos,

Al oído le decía;

-Me enseñaste madre mía;

Dios no es Dios, ¡Dios eres Tú!

 

Hoy al mirar a esa mártir,

Su amor, su fe y su cariño,

El joven recuerda al niño;

y viejo en mi juventud

No he variado en mis ideas

Y le digo y la consuelo

-Dios es Dios… ¡será en el cielo!

En la tierra lo eres Tú…

     UNA MADRE — H.M.C.V.

poema a la madre nicaraguense

07-04-2018

Una madre no nace,

Al concebir no tiene experiencia,

Pero al parir, toma conciencia,

Toma a su hijo, lo mece,

Lo amamanta desde el primer momento

Pelea por él, lo acoge en su pecho,

Ser madre es un acontecimiento,

Desde la matriz hasta el momento

De tomarlo en sus brazos,

Ya lo ama, lo defiende, es de hecho,

La más fiera, la que da su vida,

Que se quita el bocado de su boca,

Para saciar el hambre, afligida,

Porque su vástago crezca,

Sano, fuerte, como Caupolicán,

Educándolo, para que sea un Titán.

     QUÉ ES UNA MADRE — Olegario V. Andrade

 

poema qué es una madre

República Argentina

Ven para acá me dijo dulcemente

mi madre cierto día;

(Aún parece que escucho en el ambiente

de su voz la dulce melodía).

─Ven y dime qué causas tan extrañas

te arrancan esa lágrima, hijo mío,

que cuelga de tus trémulas pestañas

como gota cuajada de rocío.

 

Tú tienes una pena y me la ocultas:

¿No sabes que la madre más sencilla

sabe leer en el alma de sus hijos

como tú en la cartilla?

 

¿Quieres que te adivine lo que sientes?

─Ven para acá, pilluelo

que con un par de besos en la frente

disiparé las nubes de tu cielo.

 

Yo prorrumpí a llorar. ─Nada, le dije;

la causa de mis lágrimas ignoro;

¡pero de vez en cuando se me oprime

el corazón y lloro!…

 

Ella inclinó la frente pensativa,

se turbó su pupila,

y enjugando sus ojos y los míos,

me dijo más tranquila:

 

¡Llama siempre a tu madre cuando sufras,

que vendrá muerta o viva.

Si está en el mundo, a compartir tus penas;

y si no a consolarte desde arriba!

 

¡Y lo hago así cuando la suerte ruda,

como hoy, perturba de mi hogar la calma;

invoco el nombre de mi madre amada,

y entonces siento que se ensancha el alma!

     ESBOZO DE UNA MADRE — H.M.C.V.

esbozo de una madre poema

Como nublado por la mente,

Tu recuerde permanece  madre mía,

Cuando me preparabas la comida,

O cuando me mandabas a la escuela.

 

Me recuerdo un día sollozando en tu regazo,

Me acariciabas la cabeza, y decías, suelta el llanto

 

-_ 0o0_-

 

Ya no sufras, veras que todo en la vida,

Tiene remedio, ven dame un abrazo,

Que la virgen secará tus lágrimas con su manto

Y tu dolor ya mañana será una hojuela

De maíz seca que volará, y se perderá

En el ocaso.

     A MI MADRE — Edmundo Icaza Mendoza

poema qué a mi madre

¡Tu retrato a través de tu mirada

me evoca Vigilia de Amor!

 

*

 

Luz Celestial que guía mi camino.

Ángel terrenal de inmenso amor.

Regio regalo de Dios y sobre todo,

Lenitivo vital de mi corazón.

 

Eres hábito perenne de mi vida;

Mi estrella y mi rosa sois.

Eres alegría de mi alma sensitiva

Para abrigar de ondas suaves mí destino.

 

Tu recuerdo vivo de inspiración y fe,

Se revisten de auras al amanecer,

Tu perfil sagrado, alivio de mi mente,

Alzase de lo más profundo de mi ser.

 

Me he ataviado de perfumes y floresta,

Para sorber el derroche de tu mirada

Y, evocar sentimiento en mí poesía,

     Para venerarte eternamente ¡Madre Mía! — Edmundo Icaza Mendoza

León, Nicaragua. C. A.

¡Oh, mi adorada niña!

¡Oh, mi adorada niña!

Te diré la verdad:

Tus ojos me parecen

Brasas tras un cristal;

Tus rizos, negro luto,

Y tu boca sin par,

La ensangrentada huella

Del filo de un puñal.

 

 

     MADRE UNA FLOR — H.M.C.V.

madre una flor ruben dario

Hoy por ser  tu día te regalo una flor,

Una torta hecha del pan que día a día,

Me dabas para saciar mi hambre con amor,

Hoy fui al trabajo de mi tía

Para que en su horno me  horneara por

Mí preparada ya, una torta con amor.

Sabes mamita, soy niña, no trabajo,

Pero guardo cada día, el pesito que me das,

Y de los panes de comida yo me guardo la mitad,

Y con mucho amor hoy en tu día, ya no sufras,

Pues con esta flor y esta torta yo te quiero celebrar.

Tú que día a día te vas a trabajar,

Para la comida de nosotros poder a casa llevar,

Pero hoy madrecita, no nos vayas a dejar,

Pues aquí te entrego estos pesos,

Yo pude guardar, para que hoy con besos,

Flores y pesos con nosotros te puedas quedar.

 

     A LA MADRE — Miguel de Unamuno

poema a la madre

Madre, llévame a la cama.

Madre, llévame a la cama,

que no me tengo de pie.

Ven, hijo, Dios te bendiga

y no te dejes caer.

No te vayas de mi lado,

cántame el cantar aquél.

Me lo cantaba mi madre;

de mocita lo olvidé,

cuando te apreté a mis pechos

contigo lo recordé.

¿Qué dice el cantar, mi madre,

qué dice el cantar aquél?

No dice, hijo mío, reza,

reza palabras de miel;

reza palabras de ensueño

que nada dicen sin él.

¿Estás aquí, madre mía?

porque no te logro ver….

Estoy aquí, con tu sueño;

duerme, hijo mío, con fe.

     A mi madre — Rubén Darío

poema ala madre de ruben dario

Soñé que me hallaba un día
en lo profundo del mar:
sobre el coral que allí había
y las perlas, relucía
una tumba singular.Acerquéme cauteloso
a aquel lugar del dolor
y leí: “Yace en reposo
aquel amor no dichoso
pero inmenso, santo amor”

La mano en la tumba umbría
tuve y perdí la razón.
Al despertar yo tenía
la mano trémula y fría
puesta sobre el corazón.

Hasta aquí la recopilación de buena poesía, de poetas nicaragüenses e internacionales, en honor a nuestras madres nicaragüense.

Con esto te deseamos que tengas un muy buen momento con la mujer que te trajo al mundo.

¡Viva Managua!

5Shares
Summary
Review Date
Reviewed Item
Mejores poemas para mamá
Author Rating
51star1star1star1star1star
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *